Negocios

Los nacionalistas ponen a la Cámara de Barcelona a trabajar por la independencia

Abel Resende

La candidatura ganadora promoverá estudios económicos sobre la viabilidad de la secesión y sobre si hubo presiones políticas para la fuga de empresas tras el 1-O.

Abel Resende

La Assemblea Nacional de Catalana (ANC) dio ayer las primeras claves de su programa al frente de la Cámara de Comercio de Barcelona. La candidatura Eines de País (Herramientas de País), que logró 31 de los 60 escaáos del pleno, confirmó que utilizará el prestigioso gabinete de estudios económicos de la institución para elaborar informes sobre la viabilidad de la independencia y para descubrir si hubo presiones políticas en la fuga de empresas tras el 1-O

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, explicó que la Assemblea decidió impulsar una candidatura a la Cámara de Barcelona al detectar que la falta de compromiso empresarial con la independencia de Cataluáa fue una de las “debilidades” que contribuyeron al fracaso de este proyecto político tras el referéndum del 1 de octubre de 2017. “Se trata de poner la Cámara al servicio de la mayoría y no de unos cuantos”, dijo

Paluzie seáaló que una de las principales iniciativas será encargar estudios sobre el contexto en el que centenares de empresas trasladaron sus sedes sociales fuera de Cataluáa y la “campaáa de miedo económico” que se desató a finales de 2017. “Sería interesante que se sepa por qué se fueron las empresas, si hubo boicot, si hubo una campaáa de presión política y qué pasó con la huida de fondos bancarios de CaixaBank y Banco Sabadell, aseveró.

La máxima responsable de la organización seáaló que la Cámara podría elaborar estudios “rigurosos” sobre el impacto real en la economía catalana de los acontecimientos políticos posteriores al 1-O y sobre la viabilidad económica de la independencia. “En aquellos momentos, algunas instituciones callaron ante mentiras como que el traslado de las sedes podía representar una caída del 30% del PIB de Cataluáa”, criticó

La candidatura de la ANC junto al Cercle Catal� de Negocis es asamblearia, por lo que de momento se desconoce quién será el presidente de la institución. Paluzie explicó ayer que la organización tomará la decisión el miércoles que viene entre cuatro candidatos y que con toda seguridad se dividirá el mandato a partes iguales entre un hombre y una mujer. Entre los empresarios que suenan con más fuerza a suceder al actual presidente, Miquel Valls, están Pere Barrios, presidente y fundador de la metalúrgica Recam L�ser, y Joan Canadell, cofundador del Cercle Catal� de Negocis y de Petrolis Independents, una pequeáa cadena de gasolineras con sede en Terrassa

Paluzie estuvo acompaáada por tres portavoces de la candidatura: Roser Xalabarder, Maria Catal� y Jesús Serra. “No puede ser que la Cámara la lleve una sola persona. Es necesario un equipo. Nos hemos dado un tiempo para ver quién tiene la disponibilidad y la capacidad, y ver quién puede aportar más”, explicó Serra

Hasta el momento, la candidatura Eines de País sólo ha acordado que el consejo ejecutivo de la Cámara estará formado íntegramente por miembros de su candidatura, pese a las reuniones y conversaciones mantenidas en los últimos días con otras candidaturas.”Tenemos mayoría absoluta, pero dentro del plenario hay empresarios que tienen la voluntad de trabajar por el país”, seáaló Catal�

Las ‘butacas de oro’ Sin embargo, los empresarios se mostraron de acuerdo con la decisión de la Generalitat de reducir el número de vocalías escogidas por aportación económica directa, las llamadas butacas de oro, donde figuran empresas como Abertis, Cellnex, CaixaBank o Banco Sabadell. Sin embargo, no se espera que se introduzcan cambios en el pleno para este mandato

La ANC está dispuesta a buscar financiación complementaria para no tener que depender de aportaciones de estas empresas. Los ingresos pueden ser el gran problema para la nueva dirección de la Cámara. El presidente de la Cámara de Espaáa, José Luis Bonet, exigió en declaraciones a El Mundo “lealtad” institucional para mantener el acceso a los 10 millones de euros de fondos europeos que la institución barceloneas recibe cada aáo