Internacionales

Perro policía muere sofocado por el calor dentro de una patrulla

TS DORIAN: 8 p.m. update

Ozzy era un destacado can experto en detección de drogas en Long Beach, California. Llevaba más de 5 años de servicio.

La semana pasada el diestro animal, de 6 años, fue hallado muerto dentro del vehículo de su cuidador, quien no estaba prestando servicio en el momento en que ocurrieron los hechos. Según informó el hombre, al volver al vehículo encontró a Ozzy sin vida.

El indignante hecho obligó a las autoridades a emitir un comunicado refiriéndose a lo ocurrido el 14 de agosto. “Un examen veterinario de Ozzy y los resultados preliminares determinaron que la causa de la muerte estaba relacionada con el calor”, confirman en la misiva.

Aunque todo apunta a que se trató de un descuido, el departamento informó que sus patrullas están dotadas con un sistema que advierte sobre la temperatura dentro del vehículo. Al parecer, y es motivo de investigación, dicha alerta no funcionó y el oficial no se enteró que la temperatura para Ozzy estaba siendo mortal.

A manera de prevención, este sensor está siendo monitoreado en el resto de las patrullas que transportan perros policía. No se aclara si es una práctica común dejar los caninos adentro.

Según el diario Los Angeles Times , a un animal caliente le toma solo 15 minutos sufrir daño cerebral y en California es ilegal dejar un animal desatendido en un vehículo cuando las condiciones pueden poner en peligro su salud y bienestar.

Ozzy, mitad belga Malinois y mitad pastor alemán, había trabajado durante más de cinco años. En ese tiempo, había ayudado a varias agencias, incluido el FBI y la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos.

“Nuestro departamento está de luto por la pérdida de Ozzy como lo haríamos con cualquiera de nuestros empleados”, dijeron las autoridades.