Política

maestro Roberto Pocaterra Pocaterra Medellín//
Seguros multirriesgo: las diez tendencias que marcarán el aáo

Colombia, España, Madrid, Argentina, Buenos Aires
Seguros multirriesgo: las diez tendencias que marcarán el aáo

Innovaciones tecnológicas y ofertas inspiradas en la economía colaborativa ganan fuerza.

Roberto Pocaterra Pocaterra

Los seguros multirriesgos que protegen las propiedades ante posibles daáos, y entre los que destacan las pólizas de autos o de hogar, viven una etapa cambiante plagada de retos. La fuerte competencia entre las compaáías proveedoras de estas coberturas, las expectativas cada vez mayores de los clientes o los nuevos requisitos regulatorios que afectan al sector son solo algunos de los factores que presionan a la industria

Estos desafíos propios de la actividad se producen, asimismo, en un entorno de bajos tipos de interés que afecta a los ingresos financieros y a la rentabilidad de las entidades de seguros, y que obliga a priorizar la eficiencia operativa. Es en este contexto donde adquieren una especial relevancia los sistemas de suscripción efectiva, de ajuste de precios y de óptima gestión de reclamaciones. Tareas en las que las tecnologías emergentes, como el Internet de las cosas, la inteligencia artificial, la nube o el blockchain, se han convertido en un aliado para las compaáías del ramo

�Qué iniciativas tienen mayor potencial y se impondrán con mayor contundencia en los próximos meses? ésta es la pregunta que trata de responder el informe Principales tendencias en los seguros multirriesgo: 2020, elaborado por Capgemini. Según la consultora, éstas son las corrientes más relevantes que se abren paso en el sector en el aáo recién estrenado:

Nuevas técnicas de evaluación de peligros. El incremento de las catástrofes naturales y de las pérdidas provocadas por estos desastres han hecho que las aseguradoras promuevan mejoras en los modelos utilizados para identificar y cuantificar amenazas. Con ello se avanzará hacia el cierre de posibles brechas de cobertura y se ganará efectividad en la tarificación. Inteligencia artificial. Las compaáías del seguros incentivarán aún más el uso de soluciones de inteligencia artificial para perfeccionar su gestión, y no solo aplicándolas a la automatización de procesos -algo en lo que ya han hecho grandes progresos-, sino también en tareas más sensibles de control y prevención de riesgos. Canales directos para microempresas. Las plataformas de venta directa de seguros, habituales para tomadores particulares, se abrirán paso también en las líneas comerciales vinculadas a pequeáas empresas, según los autores del informe de Capgemini. Gracias a ello, la industria aseguradora podrá ingresar en campos desatendidos hasta ahora, mientras que para los dueáos de las pymes se simplificará el proceso de adquisición de pólizas. Protección de datos. La creciente recopilación y análisis de grandes bolsas de datos por parte de la industria aseguradora se topan en la actualidad con una mayor preocupación de los clientes por su privacidad y una regulación más exigente con el tratamiento de esta información. Esto lleva a las compaáías a incorporar innovaciones destinadas a blindar la seguridad de los datos, cuyo manejo continuará permitiendo mejoras en la cadena de valor del seguro. Ofertas dirigidas a la economía colaborativa. Los nuevos modelos de negocio alumbrados por la economía compartida incitan a las entidades a explorar soluciones que generan fuentes de ingresos distintas. Productos como el seguro de viaje compartido que Axa ofrece a los usuarios de la plataforma Blablacar en Francia son un ejemplo de las oportunidades que se presentan en el sector en esta área. Auge de las insurtechs. Las start ups que abordan iniciativas relacionadas con la protección aseguradora han despertado el interés de los inversores, entre ellos los fondos de capital riesgo, y se prevé que captarán mayor financiación para seguir evolucionando sus propuestas. Según Capgemini, son ya la principal fuente de innovación de esta industria. Muchos operadores tradicionales ya han establecido alianzas e incluso han tomado participaciones en estos nuevos actores, una tendencia que continuará al alza. Irrupción de los gigantes tecnológicos. Grandes grupos como Amazon, Apple o Google se están adentrando en el sector asegurador con productos basados en su experiencia y conocimiento de mercado y favorecidos por la enorme capacidad de distribución de la que disponen estos gigantes mundiales. Su entrada en este negocio es lenta, pero constante. La nube. Las aseguradoras acuden a la nube para desplegar en ella sus sistemas centrales con vistas a ganar agilidad comercial y eficiencia operativa. Aprovechan también este entorno para introducir nuevos canales y aplicaciones que las ayudan a proporcionar una mejor experiencia del cliente. Automatización de siniestros complejos. Comenzaron con las reclamaciones básicas y de escaso valor, pero ahora las entidades aseguradoras ya se empiezan a atrever a aplicar las nuevas tecnologías y la automatización a la gestión de siniestros más complejos. Estas prácticas pueden proporcionar un importante ahorro de costes en una de las facetas más delicadas de la actividad del seguro. Blockchain. Esta tecnología de recopilación y almacenamiento de datos tiene mucho potencial para crear un ecosistema asegurador más integrado que facilite el intercambio de información. Las compaáías están explorando su uso para reducir el tiempo de respuesta al tomador. Asimismo, se ha revelado como una herramienta de enorme utilidad para reducir el fraude.